viernes, 6 de enero de 2017

La misión de vida.



El 99% de las personas viven toda su vida sin conocerla, viviendo en 2 dimensiones, en el hacer y en el estar.
Podemos llegar a avanzar mucho en nuestras vidas sin ni si quiera vislumbrar ese hilo que va entrelazado con nuestro destino y que lleva esa información de misión.

Todas las  personas tenemos una misión única, algo por hacer de un modo trascendente en el mundo, y que solo nosotros podemos hacer de esa manera. La humanidad se asemeja a un gran rompecabezas donde cada uno somos una piececita, Si uno no pone su pieza, hay muchos alrededor que no podrán poner la suya. 


Cuando encontramos la misión de vida, la vida es amable, fácil, y generosa. Resolvemos mucho más con menos esfuerzo. Al mismo tiempo, iremos encontrándonos con gente en la misma frecuencia que compartirán sus vivencias facilitándonos el camino. Si queremos obtener los resultados que esperamos es necesario plantar las semillas correctas. Cada uno es como una pieza rompecabezas, si no pones la tuya, hay muchos que tendrán dificultad para encontrar el lugar de las suyas.