sábado, 25 de febrero de 2017

Eclipse anular de sol; Amar a la bestia interior…


El principio del 2017 marca el final de una era, en la que nos transformábamos por vía del sufrimiento. En la mañana del domingo 26 de febrero tendremos uno de los fenómenos astronómicos más espectaculares de los últimos años, un eclipse anular de sol, que ocurre cuando la Luna está nueva y queda entre medio del Sol y la Tierra. Es anular porque la Luna no cubre completamente la circunferencia del Sol. 

El eclipse podrá ser visto en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. Generalmente, los eclipses se acompañan de eventos inesperados, que funcionan como una especie de sacudida o catarsis, que nos revela el estado real de nuestras vidas. Es similar a encender la luz del cuarto de los regueros.

Un Eclipse Lunar siempre es una Luna llena y generalmente marca finalizaciones o situaciones culminantes. Un eclipse solar siempre es una Luna Nueva y tiende a marcar comienzos. Los Eclipses de Luna desactivan y se llevan, en cambio los Eclipses de Sol traen y activan.

Este eclipse de sol nos invita a traspasar nuestras propias fronteras. Es tanta la energía emocional comprometida, que debes poner mucha atención a lo que comes y haces. Alimentarte con comidas de otros países te puede ayudar a anclar el deseo de ir más allá de tus límites.

Como causa, la energía de un eclipse solar posee una duración de un mes. A nivel de efecto, la energía se mantiene por un año. Este eclipse tiene aspectos planetarios complicados, como es el caso de la conjunción Marte-Urano-Eris en Aries, activando la T-cuadrada cardinal con Plutón en Capricornio y Júpiter en Libra, con Vesta completando la Gran Cruz desde Cáncer. El Sol y la Luna muy cerca de Neptuno alineada con el Nodo Sur de la Luna

No es mi intención entrar en las profundidades astrológicas del eclipse, pero te puedo decir que lo único previsible es lo imprevisible. Habrá tensión en el aire. Las energías se disparan y avivan la llama, para que ocurran eventos inesperados de naturaleza violenta.  

Podemos esperar sucesos que nos confronten con el pasado, para traer a la consciencia viejos patrones de comportamiento que tienen que ver con Piscis (escapismo, idealizaciones y añoranzas). La energía de piscis ya ha cumplido su función y se prepara para transformarse en otra cosa: la libertad del amor. 

En el proceso, las emociones estarán muy alteradas, pues piscis rige las aguas del mar (psiquismo). Simbólicamente, el Océano es nuestro inconsciente y en estos días estará muy movido. Al mismo tiempo, cuando te sumerges en sus profundidades es cuando tienes la posibilidad de cambiar y evolucionar. 

Necesitas estar muy atento para entregarte a la experiencia y aprender al máximo las lecciones que te llegan. Al iluminar nuestra zona oscura, tendremos el chance de remover sentimientos y emociones larvados, enquistados o atrapados en nuestro pasado.

La Gran Cruz activada en este eclipse, nos lanza hacia nuestra sombra (la bestia interna). El camino para transformarla es el reconocimiento, el agradecimiento y el amor. Mirar de frente nuestra propia oscuridad, y hacerlo desde la benevolencia es un acto que requiere mucha valentía.

El Universo nos invita a reencontrarnos con nuestra esencia, aquel que auténticamente somos. En el proceso, ¿podríamos tratarnos con amor y compasión? ¡Ese es el desafío!

Acompaña a tu niño interior y ofrécele seguridad. Todo lo que se queda en el subconsciente sin ser iluminado por la luz de la consciencia, pasará a ser vivido como destino y nos convertirá en víctimas, cuando la única realidad es que hemos sido creados para expresar la grandeza del Gran Espíritu que nos dió origen.


Recuerda: “El amor a la totalidad del Ser es la verdadera libertad”.