martes, 7 de enero de 2014

Lo tienes TODO.


 
 
¿Quieres ser un santo?…ya lo eres

¿Quiere ser un iluminado?…ya lo eres

¿Quieres ser perfecto?...ya lo eres

¿Quieres ser eterno?...ya lo eres

¿Quieres ser puro e incorruptible?...ya lo eres

¿Quieres ser mago, adivino eternamente joven?...ya lo eres

¿Quieres ser amoroso, comprensivo y tolerante?...ya lo eres

Simplemente eres perfecto…¿no lo recuerdas?

Tal vez no me creas, pero haz un esfuerzo y trata de recordarlo…

En cambio si te puedo asegurar que tú no eres y nunca serás, nada de lo que estás experimentando aquí en la tierra, estás usando disfraces, caretas, maquillajes que te ayudan a interpretar diferentes personajes hacer diferentes caracterizaciones.

Tu eres un excelente director, actor, escritor y guionista, Maestro del arte de la actuación, ahora cuando no te guste el papel que estás interpretando en tu película, (en tu vida) y te sientes agobiado, cansado, enfadado o deprimido, entonces recuerda tu origen divino, recuerda quién realmente eres y simplemente cambia el guión a uno de tu agrado, recupera el valor y el aliento… y sigue actuando.

Fragmento del libro de reflexiones de la nueva era