martes, 9 de junio de 2015

Agua de rosas.



Las rosas están asociadas a la energía femenina de la madre. En los espacios donde encontramos rosas hay armonía, amor, benevolencia, compasión y sanación. Cuando imparto talleres, suelo colocar rosas en diversos lugares. ¡Me facilita la tarea!  Una manera simple y efectiva de limpiar los espacios, es usando el poder del “agua de rosas”.


¿Recuerdas que nuestras abuelas y madres la usaban? Puedes colocar unas gotas de aceite esencial de rosas en un rociador con agua de manantial (la encuentras en el supermercado), o agua de lluvia recogida por ti. Cuanto mejor sea la calidad del aceite esencial, más alta la vibración que emite. Rocía los ambientes para purificar su energía y bendecirlos.