sábado, 27 de abril de 2013

La Nueva Humanidad.

 
 
Nuevos seres, libres de contratos, lealtades invisibles, amores ciegos, cadenas, y condenas. Amos del tiempo, señores de su universo, hacedores de su propia historia, dueños de su destino.
Con una mirada que incluye a todos y a todo con el mismo amor, ocupan su lugar y se mantienen indiscriminados,  expuestos al amor que incluye, que asiente y que sana.
Directores de una sinfonía de amor, mantienen respeto y amor por su origen. Libres de memoria, viven con gratitud el momento presente, conscientes y despiertos en cada una de sus elecciones.
Con humildad, ofrecen sus dones al servicio de la vida. Transformadores arquetípicos, ayudan a despertar y aumentar las consciencias de toda forma de vida.
Parece un sueño, y sin embargo ya es una hermosa realidad.