jueves, 25 de abril de 2013

Tiempos de bendiciones y esperanzas.



En ocasiones, mi sentimiento de esperanza
 
parece deslizarse por un abismo

hasta el punto más bajo posible,

sumirse en las profundidades de la tierra,

pero acto seguido se encarama

desde el fondo del vientre de la ballena y

despega con obstinación hacia las ramas

de los árboles hasta remontarse hasta lo alto

del cielo como un pájaro.

¿Cómo es posible que

mi capacidad de esperanza sea tan fuerte?

¿Cómo es posible que se pueda encontrar

esperanza y sentirla verdaderamente?

La esperanza es revolución

y el gorjeo libre del pájaro.

 
Nawal El Saadawi