martes, 24 de diciembre de 2013

José, el carpintero.



En la imagen del nacimiento, José se encuentra de pie al costado de María. Literalmente, José se traduce en significado como: “Aquel que debe añadir”. Es muy significativo el hecho de que José sea un carpintero o constructor de formas. Simbólicamente, la analogía es con el Gran Constructor de los Mundos, modo en que se suele llamar al Dios/Padre.


El Dios/Padre es la expresión del principio del espíritu, capaz de crear y realizar formas. Así, José el carpintero es el representante terrenal del principio del espíritu que llamamos Dios. José es la fuerza creativa del Dios-Creador. De este modo, también es la expresión del presente y del acontecer terrenal.

El oficio de carpintero relaciona a José con la madera asociada al árbol del Paraíso, un tema central en la mitología Cristiana. El árbol del conocimiento, es visto posteriormente en la simbología de la cruz en el Gólgota, un signo muy significativo para el Cristianismo.